coso00330m.jpg

El saco de vestir es una parte muy importante del traje formal y en ese caso debe tener el mismo tono y textura de los pantalones, pero cuando lo combinamos con otros tonos, se logra una apariencia menos formal aunque igualmente elegante.

Al comprarlo nos debe quedar a la medida, ni ancho ni apretado. El puño de la camisa no puede sobresalir demasiado, ni quedar oculto bajo la manga del saco. Algunos cometen el error de medirselo con camiseta o camisa manga corta.

Los sacos pueden ser de dos, tres o seis botones (los cruzados). Los primeros van con el botón superior cerrado y los segundos, con el del medio. Al sentarnos nos abrimos el saco y lo cerramos al ponernos de pie.

Al hacer combinaciones de colores,  busquemos contrastes; por ejemplo, un saco gris oscuro con pantalones gris claro y uno beige claro con pantalones camel. Estos atuendos se pueden llevan sin corbata.

  • traje-cruzado-1809-1

  • dark07-acqua-1a (1)

  • dark02-boateng-1a

  • single_2_large

  • diferent03-gucci-1a

  • dark05-jconrad-1a

  • gris06-emporio-armani-1a

  • tierra04-veneta-1a